EI hombre fue creado bueno y justo, por cuanto Dios dijo: "Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza". Mas el hombre cava por transgresión voluntaria, y única esperanza de redención esta en Jesucristo, el hijo de Dios. (Génesis 1:26 - 3:1-7, Romanos 5:12-21).


LA SALVACION DEL HOMBRE


A. CONDICIONES PARA LA SALVACION


La gracia de Dios que trae salvación ha sido manifestada a todos los hombres por la predicación del arrepentimiento hacia Dios y fe hacia el Señor Jesucristo. EI hombre es salvo por el lavacro de la regeneración y renovación del Espíritu Santo, siendo justificado por gracia y por fe, viene a ser heredero de Dios según la esperanza de la vida eterna. (Tito 2: 11, Romanos 10:13-15, Lucas 24:47, Tito 3:5-7).


B. EVIDENCIA DE LA SALVACION

La evidencia interna en el creyente de su salvación es el testimonio del Espíritu Santo (Romanos 8: 16). La evidencia externa para todos los hombres es una vida de rectitud y verdadera santidad.


SANTIDAD DIVINA

La liberación de enfermedades esta provista en propiciación, y es un privilegio para todos los creyentes. ¿Esta alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la Iglesia y oren por él, habiéndole ungido con aceite en el nombre del Señor." Y la oración de fe sanara al enfermo y el Señor 10 levantara, y si hubiere cometido pecados, les serán perdonados. (Santiago 5:14-15)


EL REINO DE JESUS

La revelación de Jesucristo del cielo, la salvación de Israel, como nación, y el reino de Cristo en la tierra, es la promesa bíblica y la esperanza del mundo. (2da, Tesalonicenses 1:7, Apocalipsis 19:11-14, 20: 1-7)


EL LAGO DE FUEGO

EI diablo y sus ángeles, la bestia y el falso profeta, y todos los que no estén escritos en el Libro de la Vida, serán condenados a eterno castigo en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. (Apocalipsis 19:20, 20:10-15)


EL CIELO NUEVO Y TIERRA NUEVA

Pero nosotros esperamos, según su promesa, Cielo Nuevo y Tierra Nueva en los cuales mora la justicia. (2da. Pedro 3: 13)


EI BAUTISMO EN AGUA

La ordenanza del bautismo por inmersión en agua, como un entierro con Cristo, debe observarse como se manda en las Escrituras por todos los que realmente se han arrepentido, y en sus corazones verdaderamente han aceptado a Cristo como su Salvador y Señor. Haciendo así, ellos han lavado el cuerpo en agua como símbolo de purificación interna. Así ellos declaran al mundo que han muerto con Jesús y que también han sido lavados y resucitados con EI, para andar en novedad de vida (Mateo 28:19, Hechos 10:47, Romanos 6:4).


LA CENA DEL SENOR

La Cena del Señor consiste en los elementos de pan sin levadura y Fruto de la Vid. Es símbolo de que expresa nuestra participación de la Divina Naturaleza de nuestro Señor Jesucristo (2da. Pedro 1:4), un recuerdo de Su pasión y muerte (1era. Corintios 11:26) y esta ordenada a todos los creyentes hasta que EI venga que gocen de un testimonio y hayan sido bautizados en las aguas bautismales.


LA PROMESA DEL PADRE

Todos los creyentes tienen el derecho a la Promesa del Padre, que es el bautismo en el Espíritu Santo y fuego según el mandamiento de nuestro Señor Jesucristo. Todos deben ardientemente esperarlo y ansiosamente buscarlo. Esta fue la experiencia normal de todos en la iglesia primitiva. Con esta promesa viene la investidura de poder vivir para servir, y los dones del Espíritu Santo, y el empleo de ellos en la obra del ministerio. (Lucas 24:49, Hechos 1: 18, I Corintios 12: 1-3).


ENTERA SANTIFICACION

Las Escrituras ensenan una vida de santidad, sin la cual nadie vera al Señor. Con el poder del Espíritu Santo, somos suficientes para obedecer el mandamiento: "Sed Santos porque yo soy Santo". (1ra. Pedro 1:16).


LA IGLESIA

La Iglesia es el Cuerpo de Cristo, la habitación de Dios en el Espíritu Santo, con nombramiento divino, para el cumplimiento de su gran comisión. Cada convertido nacido del Espíritu Santo es parte integral de la Asamblea General de la Iglesia de los primogénitos que está escrita en los cielos. (Efesios 1:22, Hebreos 12:23).


EL MINISTERIO Y LA EVANGELIZACION

Un ministerio debidamente llevado y bíblicamente ordenado ha sido provisto por nuestro Señor para un doble propósito:

La Evangelización del Mundo,( Marcos 16:15-20)
Para edificación del Cuerpo de Cristo, (Efesios 4:11-13)


EL DIEZMO: SOSTENIMIENTO DEL MINISTERIO

Es deber sagrado el aceptar el plan de Dios que ha tenido desde el principio para el sostenimiento del ministerio. Las Escrituras dicen:

"Abraham dio diezmos" (Génesis 14:20, 28:20-22).

1. La ley demanda un diezmo (Levítico 26:30, Números 18:21-26)

1. Los que no pagan sus diezmos a Dios son considerados como ladrones. (Malaquias 3:7-14)

2. Cristo nos dice: "Vosotros debéis". (Mateo 23:23)

4. Los que anuncian el Evangelio, viven el Evangelio. (I Corintios 9:7- 14)

Es deber del cristiano traer a la Casa de Jehová sus diezmos según Dios ha prosperado.

Los diezmos serán usados únicamente para el sostenimiento del ministerio, la propagación del Evangelio y el uso de la congregación local.


Declaración de Verdades Fundamentales


​129 Bull Hill Lane, West Haven, Ct 06516

La Biblia es nuestra toda suficiente regla de fe y conducta. No decimos que esta declaración contenga todas las enseñanzas de la Biblia, solo que cubre nuestras necesidades presentes en cuanto a doctrinas fundamentales.

LAS ESCRITURAS INSPIRADAS

La Biblia es la Inspirada Palabra de Dios, una revelación de Dios al hombre, regia infalible de fe y conducta, es superior a la conciencia y a la razón pero no contraria a la misma.

EL UNICO VERDADERO DIOS

EI único verdadero Dios se ha revelado así mismo existe por sí mismo eternamente.

EL HOMBRE, SU CAIDA Y REDENCION